OM y su significado

om

OM y su significado

Por Swami Dayananda Saraswati. Traducido por Gloria Alcaide. Revisión Oscar Montero. Fragmento de una conferencia en Arsha Vidya Gurukulam, 1996.

Om es una palabra de solo una sílaba muy bella. En el Katopanisad (1-2-15) se dice:

Sarve vedā yatpadamāmananti
tapāmsi sarvani ca yadvadanti
yadicchanto brahmacaryam caranti
tatte padam sangrahena bravīmyomityetat

“Todos los Vedas hablan sobre ese objetivo que, para conocerlo, las personas adoptan una vida de estudio y disciplina, y que voy a relatarte brevemente. Esto es Om.”

En Sánscrito, el significado de Om es avati, o raksati que significa “quien protege, sostiene”. Lo que sostiene todo es Om. Y lo que sostiene todo es lo que tenemos que ver como el orden. Podemos dar un paso más. Ese orden es la realidad de todo. El orden es, en sí mismo, una realidad. Todo lo que está aquí es sustentado por el orden. Este orden es Isvara. Todo lo que existe, está sustentado por el orden, llamado niyati. Niyati es Isvara, el Señor, y es el significado de Om.

Om – Aum

Om también se usa como un símbolo pratika para el todo — este universo entero— porque Om sostiene todo. El universo entero significa el universo físico y la experiencia contenida. Este es el significado que los Vedas cargan en este símbolo.

Siendo una tradición oral, los Vedas explican Om como formado de tres partes. Estas son partes fonéticas que forman el sonido Om y cada una de esas partes conlleva cierto significado. Esto se llama superposición, adhyasa. Superpones el significado en estos sonidos.

Aum En Om, hay una “a”, hay una “u”, y hay una “m”. “A” es una vocal, “u” es una vocal y “m” es la consonante. Por tanto, esta “a” más la “u” más “m” juntas forman “Om”.

A La letra “a” corresponde a la totalidad del mundo físico de tu experiencia. El experimentador, la experiencia y lo experimentado, los tres quedan comprendidos en el sonido “a”. Cuando estás despierto, estás consciente de tu cuerpo físico y del mundo físico- conocido y desconocido. También eres consciente de la experiencia del mundo físico. Al mismo tiempo, eres consciente del experimentador — tu mismo—. Estos tres estamentos, de los que eres consciente, son “a”.
U La letra “u” es el mundo del pensamiento, el cual se experimenta de forma distinta al mundo físico. El mundo de los pensamientos el cual se experimenta de forma diferente, como tus sueños, como tu imaginación y de forma abstracta o sutil; Suksma o sutil es representado por “u”. El mundo de los pensamientos, el objeto del mundo de los pensamientos y su experiencia son el significado del sonido “u”.

M Nos queda “m”. Este representa la experiencia que tenemos en el sueño profundo, la condición no manifiesta. Lo que había antes y después de la creación es el significado del sonido “m”.

No miremos Om como una palabra. Contemplémoslo como algo puramente fonético.

Bhutam bhavad-bhavisyad-iti sarvam Omkāra eva
Lo que sucedió antes, lo que es ahora y lo que será más tarde —todo es sólo Om—
(Mān dukyopanisad)

Todos los nombres no son más que palabras, todas las palabras no son más que letras y todas las letras no son más que sonidos. Las letras y los alfabetos también difieren, encontramos que las letras son únicas para cada lenguaje, si vamos más allá de las letras, sobrepasamos todas las individualidades de los lenguajes.

Jagat Todo el jagat, el mundo manifiesto, es visto como uno, pero, de forma separada, podemos decir que tiene muchas formas. Cada una de estas formas puedes verlas como una cosa y si las miras de forma separada, encontrarás que cada una es la combinación de un montón de otras pequeñas cosas, cada una tiene una forma y para cada una usamos un nombre.

Incluso este cuerpo físico es uno, pero separadamente, tiene varias formas. Tenemos dos manos, dos piernas y así podríamos seguir. Entonces, en cada parte encontraríamos que hay muchas células. Estas células también son diferentes. Si tomamos las células, hay muchos tipos; células del hígado, células cerebrales, etc. Siguiendo este razonamiento, hay muchos componentes de la célula, DNA, etc. Por tanto, encontraras que vas obteniendo nuevos nombres porque hay diferentes formas dentro de cada una.

Por tanto, queremos encontrar un sonido que represente a todos lo demás, en el sentido que englobe todos los sonidos; Redondea tus labios y emite un sonido. Será “o”. Ahora, podemos combinar estos tres sonidos que representan a todos los demás; “a” más “o” más “m” y tenemos entonces una palabra, que será “Om”, el nombre del Señor y el nombre del todo.

Una vez que pronuncias “Om” has dicho todo.

Una vez que conoces el significado, “Om” se convierte en el nombre del Señor, el todo para ti. Ahora puedes invocarle y rezarle. Esto es por lo que muchas de las oraciones, recitaciones o mantras empiezan por “Om”.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar